viernes, 30 de noviembre de 2012

Un atracón de cacahuetes y los cupcakes de batido de fresa

El pasado miércoles me decidí por estrenar nueva receta. Preparé unos deliciosos cupcakes de crema de cacahuete. El sabor es indescriptible, creo que nunca he disfrutado tanto comiendo. La única pega que les puedo encontrar es los quilos y quilos de grasa que ingerí por culpa de lo buenísimos que estaban.

En fin, con la receta salieron doce bien hermosos. El primero me lo comí nada más soltar la manga pastelera. Cuatro se los regalé a una amiga, que los devoró esa misma tarde a medias con su hijo (dice que la próxima vez le haga 400, no 4). Otros cinco cayeron por la tarde en mi casa para merendar, y los dos últimos me los comí al día siguiente después del desayuno porque me había quedado con hambre. Creo que tardaré en volver a prepararlos porque mi salud corre grave peligro.

Y con tanto comer encima se me olvidó hacerles fotos para subirlos al blog. La próxima vez será.

Hoy he preparado unos cupcakes de batido de fresa. La receta la he sacado del libro de Alma (es que me he propuesto hacerlas todas), y como siempre le he dado mi toque.

CUPCAKES DE BATIDO DE FRESA CON CREMA DE FRESA

115 g de mantequilla o 120 ml de aceite de girasol
200 g azúcar
3 huevos
220 g harina
1 y 1/2 cta levadura tipo royal
120 ml leche semidesnatada
3 cda cacao de fresa
Colorante rosa (opcional)

Se mezcla la grasa con el azúcar. Se añaden los huevos uno a uno sin dejar de batir. Después se incorpora la mitad de la harina tamizada con la levadura y la leche con el cacao de fresa disuelto. Cuando todo esté bien integrado se añade el resto de la harina y el colorante rosa si se desea. Se reparte la mezcla entre las cápsulas sin llenarlas más de 2/3, y se meten en el horno durante 20 min a 160-180º. Antes de sacarlas se pinchan con un palillo y si sale limpio ya están listos. Se dejan en la bandeja del horno durante 5 min y después se pasan  a una rejilla para que se enfríen por completo antes de decorarlos.

200 g mantequilla sin sal a temperatura ambiente
320 g azúcar glas
3 cda cacao de fresa
60 ml leche semidesnatada

Se ponen en un bol la mantequilla y el azúcar glas tamizado.Se disuelve bien el cacao de fresa en la leche y se añade al bol. Se bate a velocidad baja 1 min y después a velocidad alta 4 min más. Cuando la consistencia sea cremosa (como un helado) se le puede añadir un poco de colorante rosa.

Para decorarlos he utilizado una manga pastelera con boquilla Wilton 2D y el colorante en pasta pink de Wilton.

Cupcake de batido de fresa 

La boquilla 2D permite hacer estrellas (aunque éstas no son las mejores que he hecho)



Un saludo

miércoles, 28 de noviembre de 2012

El gran día ha llegado

Hoy es el gran día. Mi bebé cumple 6 meses. Estamos muy felices de tenerlo con nosotros y deseamos que siga creciendo feliz y sano.

Vamos a celebrarlo con una merienda en familia y para ello voy a hacer cupcakes (como no), de varios sabores que aún no he decidido.

Ya he preparado el de mi pequeñín. Os lo muestro.

Cupcake de fantasía


Debajo de toda esta parafernalia, os aseguro que hay un cupcake cubierto de fondant. Todo empezó poniendo tres setas y acabó como podéis ver.






Detalle de una flor

Vista desde arriba

Hoy se lo he dado a mi baby y mirad lo que ha hecho con él.


video



Al final resulta que lo que más le ha llamado la atención son las mariposas de plato. Es todo un alivio que no halla acabado con él.

Si lo dejo se las come
 Como ha decidido indultarlo, lo he metido en la vitrina para conservarlo mientras se mantenga en pie.



Espero que os haya gustado la aventurilla.
Un saludo a todos.

martes, 27 de noviembre de 2012

Preparativos para el gran día y cake pops de plátano y chocolate

Mañana es un gran día. Mi bebé cumple 6 meses y para celebrarlo voy a hacer cupcakes para mi familia. Aunque el baby no puede comerse ninguno he pensado hacerle uno al homenajeado.

Llevo todo el día maquinando como será. Por supuesto, algo digno de él. Hace un rato me puse manos a la obra y ya está casi terminado.Y como es un regalo........podrá hacer con el lo que quiera. Repito, LO QUE QUIERA. Excepto comérselo, LO QUE QUIERA.

Y para que todos seáis testigos.......grabaré en video lo que ocurra.

Mi hija me dice: "Por favor mamá, no dejes que lo destroze". Bueno ya veremos que pasa mañana.

Además he hecho cake pops con algunos de los cupcakes de plátano que hice ayer. Para quien no haya oído hablar de eso de los cakes pops, una breve explicación.

En apariencia son chupa chup de toda la vida, pero de caramelo nada de nada. Básicamente son cupcakes reconvertidos y cubiertos de delicioso chocolate. Es muy sencillo hacerlos.

Se desmenuzan dos o tres bizcochos ya preparados y se mezclan con crema de mantequilla (la que hemos preparado para esos cupcakes). Cuando tenga consistencia hacemos bolitas con la masa y la metemos a 0º un buen rato para que endurezcan.

Después les pinchamos un palo a cada bola y las bañamos en chocolate negro derretido (al microondas o al baño maría), y antes de que se vuelva a solidificar les echamos unas bolitas de colores para decorar.

Aquí está el resultado

Cake pops de plátano y chocolate negro

El mantel lo he pintado yo 

Esto es mil veces mejor que un chupa chup
Están deliciosos y a los niños les encantan.

Se pueden hacer de mil sabores y recubrir de distintos tipos de chocolate (negro, con leche, blanco, de fresa....). También se les pueden añadir adornos de fondant. Otro día haré algunos para que los veais.

Un saludo

lunes, 26 de noviembre de 2012

Maratón matutino y los super deliciosos cupcakes de oreo

Si una maratón son 42 Km lo de esta mañana sobrepasa ese esfuerzo.

¿Cómo se me puede ocurrir hacer tres variedades distintas de cupcakes en una mañana? Pues se me ocurre. Teniendo en cuenta que se tarda más de 1 hora entre hornear el bizcocho, preparar la crema, rellenarlos (en algunos casos), decorarlos con la manga pastelera y ponerles algún adorno de fondant; hacer tres variedades es todo un logro.

¡¡Y luego toca limpiar la cocina!! Eso es lo peor. Al final de la mañana daban ganas de llorar al ver cómo había quedado todo. Mis zapatillas hacían fruuu, fruuu cuando estaba recogiendo. No sabía si pasar la fregona o mudarme de casa directamente.

Pero luego,....., los ves juntos tan bonitos..... y los pruebas y están tan buenos, que vuelves a caer en la tentación de pasarte otra mañana entera en la cocina. Total, de hoy al próximo día que me ponga a ello ya se me ha olvidado el esfuerzo.

He hecho cupcakes de plátano (por primera vez), de oreo (por milésima vez) y.....¡¡¡¡¡¡ Mi primera receta propia!!!!!!

¡¡¡¡¡¡¡¡Ta, ta, ta, tachan, tararatachan!!!!!!!!!

Se trata de Cupcakes de chocolate negro con naranja. Bueno, tal vez habéis probado algo así antes, pero mi proto-receta es original.  No la voy a colgar hasta que esté segura de que no voy a envenenar a nadie.

Ahí va el resultado.

Aquí está la proto-receta de chocolate negro y naranja

Decorados con las lores de fondant que hice ayer

No parecen estar mal, ¿verdad?

Los de plátano han sido todo un descubrimiento para mí, ya que aunque no es una fruta que me entusiasme están muy buenos y la crema es deliciosa. Otro día os paso la receta.


Cupcakes de plátano

Decorados con estrellas, mariposas y piruletas de fondant

Ñam, ñam


La receta prometida. Está tomada del libro de Alma aunque con algunas modificaciones propias. Espero que os gusten.

CUPCAKES DE OREO CON CREMA QUESO

115 g mantequilla sin sal o 120 ml aceite de girasol o de oliva
200 g azúcar
2 huevos medianos
200 g harina
1 y 1/2 cta levadura tipo royal
150 ml leche semidesnatada
8 galletas oreo trituradas en la picadora
1 cta extracto o aroma de vainilla

Se mezcla la grasa con el azúcar y se van añadiendo los huevos uno a uno sin dejar de batir. Se añade la mitad de la harina tamizada con la levadura y se bate hasta integrarlo todo. Después se añade la leche con el extracto de vainilla y el resto de la harina. Cuando la mezcla sea homogénea se mezclan las oreo trituradas con la masa y se reparten entre las cápsulas sin llenarlas más de 2/3.
Con estas cantidades salen 14 cupcakes ( en cápsulas de 5cm por 3 cm)
Se meten 20 min al horno a 160-180º y tras este tiempo se pincha una con un palillo para ver si están hechas. Si sale limpio se sacan y se dejan enfriar en la bandeja del horno durante 5 min y después se pasan a una rejilla hasta que se enfríen por completo.

100 g mantequilla sin sal a temperatura ambiente
260 g azúcar glas
100 g queso tipo filadelfia SUPERFRÍO
1cda leche semidesnatada
8 galletas oreo trituradas en la picadora
14 minioreo para decorar

Se pone en un bol la mantequilla, el azúcar glas y la leche y se bate a velocidad baja 1 minuto y después a velocidad alta 3 ó 4 minutos más. Cuando la consistencia sea cremosa se añade el queso SUPERFRÍO y seguimos batiendo un par de minutos. Después se añaden las oreo trituradas y batimos otro minuto más.
Hay que decorar rápidamente con la manga pastelera y meter los cupcakes en el frío para que no pierdan consistencia.

Para decorarlos he utilizado la boquilla 1M de Wilton y he puesto una minioreo sobre cada cupcake.


Deliciosos cupcakes de oreo

Estos tienen la crema de queso con menos proporción de galleta y quedan más claritos





Tenéis que probarlos. Son lo más.
Un saludo

Día de flores


Cuando me pongo, ......me pongo.

Ayer estuve haciendo flores toda la tarde. Es lo que más me gusta de hacer cupcakes, decorarlos y después comeeeeérmelos!. Como no tenía nada guardado tuve que hacer un porrón de ellas ya que hoy tenía pensado hacer cupcakes y al final me encontré con un montón considerable.

Os las muestro.

Algunos materiales utilizados para hacer éstas flores

Flores hechas con cortador 

Miniflores y minihojas
Todo lo mini es muy difícil de hacer

Piruletas y un ensayo de orquídea (la próxima saldrá mejor)

Las fotos son una pena, pero mi cámara también lo es y de noche dentro de casa no se puede hacer nada decente. Sorry!!!
¡¡Tachaaaaaaan!!



sábado, 24 de noviembre de 2012

Super "Cupkeis" y los deliciosos cupcakes de zanahoria

Os preguntaréis quién es Super "Cupkeis". Pues, según mi hija de 9 años, Super "Cupkeis" soy yo.

Veníamos en coche de la tienda donde compro la mayoría de los productos para decorar mis cupcakes cuando veo a mi niña dibujando algo en una libreta. Eres tú mamá, eres Super "Cupkeis". Tras un buen rato de risa, me percato de que en verdad guarda cierto parecido conmigo. ¡Me ha dibujado hasta las gafas!

Esta tarde ha hecho una fiel reproducción de ese primer dibujo en un folio (bastante arrugado, por cierto) para que salga bien en el blog.

Super "Cupkeis" en folio arrugado 
De todas las recetas que he hecho hasta ahora, la que más éxito ha tenido entre mis comensales es la de cupcakes de zanahoria con crema de queso. Al principio todos dicen, ...de zanahooooria? Que siempre va seguido de...  con crema de queeeso? Como he dicho, los más exitosos.

La receta proviene de un remix entre la de tarta de zanahoria del libro de Alma y la de zanahoria del libro de Marcela capó.

CUPCAKES DE ZANAHORIA CON CREMA DE QUESO

120 ml aceite de oliva

120 g azúcar
2 huevos medianos
140 g harina
1 cta bicarbonato
1 cta canela
150 g zanahorias ralladas
150 g manzana rallada
Ralladura de la piel de media naranja

Se mezcla el aceite con el azúcar y se van añadiendo los huevos uno a uno. Cuando todo esté bien integrado se añade la harina tamizada con el bicarbonato y la canela. Batimos hasta obtener una mezcla homogénea y por último, se mezcla con las ralladuras de zanahoria, manzana y naranja.
Se reparte entre las cápsulas y se hornea durante 20 min a 160º (cuidado que se queman fácilmente).
Antes de sacarlas del horno pinchamos una con un palillo y si sale limpio, listo para sacar.
Hay que dejarlas 5 min en la misma bandeja de hornear y después pasarlas a una rejilla para que se enfríen por completo.
Con estas cantidades salen 12 cupcakes ( en cápsulas de 5 cm por 3 cm)

100 g mantequilla sin sal a temperatura ambiente

260 g azúcar glas
100 g queso tipo filadelfia (SUPERFRÍO, yo lo pongo en mi frigorífico en el cajón de 0º un rato)
1 cda leche semidesnatada

En un bol se pone la mantequilla con el azúcar glas y la cucharada de leche y se bate a baja velocidad durante 1 min y después a velocidad media alta durante 4 min más hasta que adquiera una consistencia cremosa. Se le añade el queso SUPERFRÍO y se bate durante 1 minuto más a velocidad baja.
Para que la crema se conserve firme hay que decorar con celeridad y guardar en el frigorífico hasta su consumo.

Y a decorarlos.

He usado la manga pastelera con la boquilla Wilton 2D y después he puesto unas flores de fondant y unos corazones de azúcar.

Cupcakes de zanahoria con crema de queso

Flor y hoja de fondant, corazones de azúcar

Me muero por uno, uhmmmm!!!
Espero que os gusten

Un regalo para una amiga

El lunes pasado estuve toda la mañana horneando y decorando cupcakes (toda una hazaña cuando tienes un bebé de 5 meses que no para de gruñir porque quiere estar permanentemente encima tuya). Pues si, unas 4 horas sin parar y al final la cocina hecha una pena, y azúcar glas por todas partes. En el suelo se podía dibujar con el dedo por lo que tuve que pasarme otras 4 horas limpiando (esto si es una exageración, lo anterior no).

Cuando el agotamiento me invadía pensé rematar el día con unas decoraciones más elaboradas que regalaría a una amiga. Dicho y hecho, después de pasarme la siesta con el fondant, me fui a regalarle una caja de cupcakes de zanahoria, batido de fresa y oreo.

Al ver la caja mi amiga, que no podía parpadear, dijo que no se los pensaba comer porque daba pena destrozarlos. ¡Todo un halago para mi!. Le dije: "Míralos un par de días y después te los comes antes de que se pongan malos".

Aquí os los muestro.

Cupcakes megadecorados para regalar

Estos cuatro me llevaron toda la siesta (las flores ya las tenía hechas con anterioridad)

Cupcake de batido de fresa cubierto de fondant con ramo de rosas

Cupcake de oreo cubierto de fondant con rosa azul

Cupcake de zanahoria con crema de queso y flores de fondant

Cupcake de zanahoria con crema de queso y ramo de rosas de fondant

¡¡ Bienvenidos, cupcakesadictos !!

Bienvenidos a todos, soy una ferviente admiradora de los cupcakes.

Si, los cupcakes, esas magdalenas que van rematadas con curiosos colores y llevan adornos múltiples que las hacen irresistibles a primera vista y más irresistibles aún cuando las pruebas.

Como el título de mi blog indica, son mucho más que mágdalenas, son ¡¡MAGDALENAS HISTORIADAS!! Este fue el apelativo usado por un amigo mío la primera vez que probó un cupcake de vainilla recién horneado, al que acababa de ponerle encima su correspondiente buttercream, mal batida, con una Braun de hace 15 años. A pesar de ello el resultado nos parecía espectacular y nos sabía a gloria. Esos fueron los comienzos de mi obsesioooooón por los cupcakes, que me han llevado hoy al inicio de este blog que deseo compartir con vosotros.

Para estrenarme he pensado en la receta más clásica entre las clásicas, cupcakes de vainilla con buttercream de vainilla. Por supuesto, no es mía, mis conocimientos no dan para eso (aunque en el futuro ya veremos, ¡ja, ja, ja,...!). Esta receta la he tomado del maravilloso libro de Alma Obregón, "Objetivo: cupcake Perfecto", que ha sido toda una fuente de inspiración para mi y mis creaciones. He añadido una serie de modificaciones a la receta (espero que la autora me perdone).

CUPCAKES DE VAINILLA CON CREMA DE VAINILLA

115 g mantequilla sin sal (o bien 120ml de aceite de girasol o de oliva)
200 g de azúcar
3 huevos medianos
200 g de harina
1 y 1/2 cta levadura tipo Royal
120 ml leche semidesnatada
1 cta esencia de vainilla (o en su defecto aroma de vainilla que es más fácil de encontrar)

Se bate la mantequilla (o el aceite) con el azúcar y se le añaden los huevos uno a uno. cuando la mezcla esté bien homogénea se incorpora la mitad de la harina tamizada con la levadura y seguimos batiendo. Después se añade la leche con la vainilla disuelta y cuando todo esté bien integrado, el resto de la harina. Se reparte la mezcla entre las cápsulas para magdalenas (no llenarlas más de 2/3, o se saldrán al subir), y se hornean durante 20 min entre 160-180º. Hay que pincharlas con un palito antes de sacarlas. Si sale limpio, ya están. Se dejan en la misma bandeja durante 5 min y después se transfieren a una rejilla para que se enfríen por completo.
Se obtienen 12-16 cupcakes según el tamaño de las cápsulas empleadas. Yo recomiendo las de 5 cm de diámetro por 3 cm de alto.
Utilizando un descorazonador de manzanas se pueden rellenar de sirope de chocolate, mermelada o cualquier cosa que se os ocurra (que sea comestible).

200 g mantequilla sin sal a temperatura ambiente
260 g azúcar glas
2 cdas leche semidesnatada
1 cta extracto de vainilla o aroma de vainilla

En un bol se mezcla la mantequilla con el azúcar glas tamizado la leche y la vainilla. se bate con una batidora de varillas para montar. Primero durante 1 min a velocidad baja y luego 4 min más a velocidad media alta hasta que la mezcla blanquee y adquiera la consistencia de un helado. Al final se le puede añadir colorante alimentario en pasta o polvo en pequeñas cantidades, y batir un poco más para que el color se integre bien.

Y ahora, lo más divertido,¡¡a decorarlos!!.

He utilizado colorante en pasta color agua de Wilton, una manga pastelera con boquilla de estrella Wilton 1M y le he añadido unas piruletas de fondant y bolitas de colores.

Cupcakes de vainilla con buttercream de vainillla

Piruletas de fondant

Bolitas de colores

Uhmmmm!!!


Cuándo os pregunten si se come todo. Responder: "Siiiii, se come todo menos el palillo". Ah!, si usáis moldes de silicona para hornear el bizcocho avisad al comensal que esa cosa de colores brillantes que rodea el bizcocho por abajo no se come, que yo conozco a un tal Fernando que lo intentó. ¡¡Será buuuuurro!!!

Un saludo